Beneficios de la sal rosada

¿Conoces la Sal del Himalaya?
23 mayo, 2018
Tipos de Sal
4 junio, 2018

Beneficios de los baños con Sal del Himalaya

Para preparar un baño con Sal del Himalaya debes disolver una cantidad de sal en agua caliente,
es ideal que prepares con anticipación una solución salina y luego al momento de darte el baño de
tina la agregues al agua caliente. De esta manera la Sal estará bien disuelta y solo resta que te
incorpores y disfrutes de tu merecido baño de tina.
Los beneficios que trae para la salud:
– Alivia las enfermedades de la piel
– Trata la artritis reduciendo las molestias, al igual que el reuma
– Activa el flujo de energía del cuerpo
– Aporta 84 elementos que asimilan bien las células
– Tiene un efecto relajante
– Es desintoxicante
– Refuerza el sistema inmunológico del cuerpo

La Sal del Himalaya te quita el dolor de cabeza

Los 84 minerales y electrolitos que contienes esta sal pura y natural ayudan entre otras cosas a
calmar el dolor de cabeza y las migrañas, pero antes de ver cómo usarla también queremos decirte
que es buena para:
– Aumentar la serotonina en la sangre
– Fortalecer el sistema inmunológico
– Equilibrar el pH alcalinizándolo
– Incrementa el nivel de energía
Ahora a realizar nuestra receta para el dolor de cabeza, en base a Sal del Himalaya, limón y agua:
1.- En vaso colocar 2 cucharaditas de Sal del Himalaya.
2.- Añadir el jugo de un limón con un poco de agua filtrada (evitar que sea agua de la llave).
3.- Mezclarlo y beberlo cada vez que tengamos dolor de cabeza.
Lo normal es sentir al menos un alivio notorio del dolor de cabeza instantáneamente gracias a los
minerales y eloctrolitos de esta bebida.

La solución salina para la salud bucal

Evita la formación de sarro y caries y es ideal para la higiene dental.
Con la solución salina la flora bucal es neutralizada y en muchos casos se pueden llegar a curar
enfermedades bucales además de que se promueve la regeneración del esmalte naturalmente.
Para aplicarlo con uso bucal, todas las mañanas se limpian los dientes con una solución salina
concentrada. Después se presiona con la lengua la solución salina entre los dientes.
También se hacen gárgaras con la solución salina y se expulsa pasado unos 3 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *